Visita y disfruta

Monumento Natural Chorreras del Cabriel

  • Poza del Orón

Uno de los valores principales de este monumento natural son los estromatolitos activos: cianobacterias iguales a las que empezaron a hacer la fotosíntesis en el planeta Tierra hace 3.700 millones de años viven aún hoy en las Chorreras. Están formando láminas de roca en varios puntos del cauce, concretamente en las rampas. Aunque son microscópicas, podemos reconocer su presencia en las rocas gracias a unas películas verdes y viscosas en las que viven, y que hacen resbaladizas a las rocas. Cuando muchas personas a lo largo de un verano caminan por estas rampas, o se deslizan por ellas como si fueran una especie de tobogán acuático, las cianobacterias desaparecen de las rocas y no se forma la correspondiente lámina del estromatolito. Para conservarlas, se han establecido una serie de normas que debe conocer y respetar.

Al monumento natural de las Chorreras del Cabriel se accede desde dos localidades conquenses:

  • Desde Enguídanos puede acceder a pie, siguiendo el sendero PR-CU-53, o bien en su vehículo, que debe estacionar obligatoriamente en el aparcamiento habilitado por el Ayuntamiento de Enguídanos. Por favor consulte el calendario de apertura y la disponibilidad de plazas aquí.
  • Desde Víllora, puede acceder en coche y estacionarlo obligatoriamente en el aparcamiento habilitado por el Ayuntamiento de Víllora, consulte aquí calendario y disponibilidad de plazas.

Recuerde las normas que debe conocer y respetar en este espacio natural protegido:

  • Las actividades de uso público tienen un componente implícito de riesgo, por realizarse al aire libre, en terreno quebrado e incluso resbaladizo; y sobre todo por el riesgo de avenida que implica estar aguas abajo de una presa. Debe usted valorar dichos riesgos y decidir si realiza o no estas actividades bajo su exclusiva responsabilidad. Para valorar los riesgos, debe considerar también su edad y condición física.
  • Puede estacionar su vehículo en los aparcamientos habilitados en Enguídanos y Víllora. No puede usted circular por los caminos del monumento natural, ni siquiera para transportar personas o enseres.
  • Por el momento existe un único sendero señalizado en el monumento natural: el PR-CU-53. Próximamente se señalizará un sendero interpretativo. No está permitido salir de las sendas o zonas de descanso habituales (ahora mismo no están señalizadas en el campo, pero se reconocen por la ausencia de vegetación). Si quiere usted descansar o comer, y no tiene sitio en una zona de descanso, debe continuar andando hasta la siguiente zona en la que haya sitio libre.
  • Por motivos de conservación, el baño en el río está restringido a tres pozas (ver plano en esta misma página). Está estrictamente prohibido bañarse fuera de estas pozas, deslizarse por las rampas, caminar por dentro del cauce y pisar las formaciones tobáceas. Las formaciones tobáceas y las rampas activas de estromatolitos (que están dentro del cauce) son muy valiosas, quizá las mejores representaciones de estos elementos geomorfológicos en la península ibérica, y son muy frágiles. El monumento natural se ha declarado principalmente para protegerlas.
  • No debe utilizar jabones, detergentes o similares en el río. Los protectores solares también son una fuente de contaminación del agua, haga un uso razonable de ellos (por ejemplo no aplicándoselos dentro del agua, o dejando que la piel los absorba antes de bañarse).
  • Está estrictamente prohibido hacer fuego en cualquier época del año o utilizar hornillos y similares. Además, entre el 1 de junio y el 30 de septiembre está prohibido fumar en el monte.
  • No puede utilizar sombrillas, toldos, tiendas de campaña y objetos similares, que deban anclarse o sujetarse al suelo, la vegetación o las rocas. Otros enseres como sillas o neveras no están prohibidos, pero se desaconseja llevarlos al monumento natural: recuerde que está usted en un espacio natural protegido, no en un parque acuático.
  • Tanto por motivos de conservación de las tobas y estromatolitos, como por su propia seguridad, está prohibido el uso de flotadores, llantas de neumáticos, embarcaciones hinchables y similares. Además se desaconseja el uso de manguitos y flotadores para los niños: dan una sensación de falsa seguridad en el agua, incrementando el riesgo de ahogamiento. Recuerde que el río Cabriel no es una zona de baño: no hay socorrista, y hay fuerte corriente en algunos tramos y saltos de agua de varios metros de altura.
  • Es obligatorio recoger y llevar consigo cualquier residuo que genere: desde envases y restos de comida hasta colillas y pañuelos de papel.

El barranquismo es una actividad regulada en el monumento natural: hay una formación y un itinerario obligatorio, y un cupo diario de personas que pueden descender el barranco (el cupo se solicita aquí). Varias empresas de turismo activo han realizado ya la formación necesaria para guiar esta actividad en el monumento natural, puede consultarlas en esta misma página. Si desea usted realizar esta actividad por su cuenta, póngase en contacto con nosotros (mnchorrerascabriel@jccm.es).

Localizador de Espacios Naturales Protegidos