La Red de Áreas Protegidas de Castilla-La Mancha

La Red de Áreas Protegidas de Castilla-La Mancha nace con la Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza. En ella se integran los denominados Espacios Naturales Protegidos, que surgen de la aplicación de esta norma autonómica: parques naturales, reservas naturales, monumentos naturales, microrreservas, reservas fluviales, paisajes protegidos y parajes naturales. Se incluyen también en la Red, los parques nacionales y las denominadas Zonas Sensibles.

Las Zonas Sensibles la forman figuras de protección resultantes de la aplicación de la legislación de caza y pesca de Castilla-La Mancha tales como los refugios de fauna y los refugios de pesca,  las áreas críticas derivadas de los planes de conservación de especies amenazadas y la Red Natura 2000.

El número de Espacios Naturales Protegidos de la región es de 111 , con la declaración en septiembre de 2017, del Monumento Natural Estratotipo de Fuentelsaz, en Guadalajara (2 parques nacionales, 7 parques naturales, 22 reservas naturales, 6 reservas fluviales, 25 monumentos naturales, 48 microrreservas y un paisaje protegido), con una superficie total de 580.980 hectáreas. Gran parte de esta superficie está contenida en la Red Natura 2000.

En cuanto a la Red Natura 2000, Castilla-La Mancha cuenta con 39 ZEPA y 72 ZEC, ocupando una superficie total de 1.842.739 Hectáreas, lo que representa el 23% del territorio regional.
35 refugios de fauna, 4 refugios de pesca y 12 áreas críticas para la conservación de especies amenazadas, completan la Red de Áreas Protegidas.

 

 

Descargas: 
Ir a la versión en PDF Mapa Regional de la RN2000 de Castilla LA-Mancha

Localizador de Espacios Naturales Protegidos