Sendero interpretativo de la laguna de El Hito

  • Lepidium cardamines y Agrostis nebulosa
  • ¡No salgas del camino! No verás los pollitos de avefría hasta que los hayas pisado
  • Sapo corredor
  • Laguna de El Hito
  • Culebra de agua (Natrix maura)
  • Castañuelas en la laguna de El Hito

Este sendero coincide parcialmente con el sendero local SL-CU-01, del que puede encontrar información en esta misma página web.

Partiendo de la localidad de Montalbo, en la que hay un mirador equipado con mesas interpretativas y binoculares, el sendero desciende hacia la laguna de El Hito, hasta un observatorio de aves construido a la manera de los chozos tradicionales de la zona.

Antes de llegar al observatorio, unos paneles nos ayudan a identificar las plantas propias de zonas salinas y esteparias que viven en la reserva, incluso en el mismo borde del camino.

En el observatorio podemos iniciar el regreso hacia Montalbo, o bien continuar siguiendo el sendero local hasta la localidad de El Hito.

Tipo de equipamiento: 
Itinerario Interpretativo
Municipio/s: 
Montalbo
Grado de Dificultad: 
Baja
Tipo de Recorrido: 
Lineal
Distancia: 
2.80kms
(sólo ida)
Tipo de Locomoción: 
A pie
Duración: 
1.20horas
(sólo ida)
Tiempo empleado ida y vuelta: 
2.50horas
Temática: 
Laguna
Valores florísticos
Valores faunísticos
Posibilidad de Avistamiento de Fauna: 
Media
Presencia de sombra en verano: 
No
Desnivel máximo: 
10
Archivo KML / GPX de la ruta: 
Archivo hito.kml
Descarga los ficheros, haz click con el botón derecho del ratón y elije "Guardar enlace como"
Accesos: 

A este sendero se accede desde las localidades de El Hito o Montalbo. Para llegar a ellas, desde Cuenca debemos coger la autovía A-40 y coger el desvío hacia Horcajada de la Torre/Torrejoncillo del Rey. En este desvío cogemos la carretera CM-2102 dirección Torrejoncillo, hasta Montalbo.

Para llegar a El Hito desde Montalbo debemos coger en esta localidad la carretera CM-3120 dirección Villarejo de Fuentes. Al salir de la localidad de Montalbo vemos la laguna a nuestra derecha, tras pasar la laguna un desvío a la derecha nos indica la localidad de El Hito.

Observaciones y Recomendaciones: 

La laguna de El Hito es estacional: permanece seca desde mediados de la primavera hasta casi finales del otoño. Solo excepcionalmente mantiene agua abundante en mayo y en junio. El resto del año, el paisaje de la laguna es el vaso lagunar seco, con su característica costra salina blanca y la vegetación halófila (amante de la sal) que la acompaña.

Su gran importancia para las aves acuáticas le ha granjeado su distinción como humedal Ramsar, sin embargo recuerde que la presencia de estas aves está ligada a la existencia de agua, por lo tanto para observarlas el mejor momento es el invierno. Las grullas comienzan a llegar a partir de mediados de octubre, se ven en grandes números hasta febrero, y empiezan a emigrar de nuevo al norte a partir de marzo. El resto del año pueden verse otro tipo de aves, fundamentalmente esteparias, que son más difíciles de observar.

Tenga en cuenta además que el sendero discurre bastante lejos de la laguna, por lo que para observar las grullas y otras aves de gran tamaño son muy recomendables los prismáticos, y para el resto, es imprescindible un telescopio terrestre.

No salga del camino para intentar observar las grullas u otras aves más de cerca, solo conseguirá molestarlas y que se alejen aún más. Es especialmente importante no causar molestias a las grullas al atardecer, cuando están regresando a la laguna para dormir. La presencia de gente cerca de sus dormideros puede impedir que entren al dormidero, y que busquen en la oscuridad otro lugar para dormir, con el riesgo de que éste sea inadecuado, o de colisionar con tendidos eléctricos y otras infraestructuras. Si nota que las grullas se espantan, o evitan entrar por el sitio donde usted se encuentra, debe alejarse o irse.

Es también muy importante no circular con vehículos ni caminar campo a través para tratar de acercarse a la laguna. A finales del invierno muchas aves acuáticas están ya anidando en el suelo, sus nidos están tan bien camuflados que lo más probable es que los descubramos únicamente tras haberlos pisado, dando al traste con la nidada. Toda la vegetación del vaso lagunar y alrededores está protegida.

Con respecto a los perros, deben llevarlos siempre atados con la correa, sin salirse del sendero. Los perros sueltos molestan a la fauna, cuando no depredan directamente sobre ella.

Localizador de Espacios Naturales Protegidos