LAGUNA DE TARAVILLA O LAGUNA DE LA PARRA (TARAVILLA)

Esta hermosa laguna se formó gracias al crecimiento de una barrera de toba que represa el agua. Aunque un arroyo aporta caudal, la mayoría de su alimentación proviene de agua subterránea, es decir, de manantiales cercanos a la propia laguna o incluso situados en su interior. Los cambios aparentemente inexplicables del caudal de la laguna de Taravilla, que han alimentado leyendas desde tiempos inmemoriales, se deben a que el aporte subterráneo no responde de manera inmediata a las lluvias. Así, desde que llueve y el agua se infiltra en el subsuelo hasta que aflora en la laguna pasa algún tiempo, lo que que hace difícil relacionar las lluvias con el aumento de su caudal. 

La Laguna está represada por una barrera de toba de 175 metros de longitud y unos 75 metros de ancho. Con una altura de 30 metros, hace de presa natural, ya que impide que el arroyo descargue su caudal directamente en el Tajo. Sólo en época de lluvias intensas la Laguna rebosa sobre su represa. Gracias a que las tobas y los restos orgánicos contenidos en ellas pueden ser datados mediante complejas técnicas isotópicas como el Carbono 14, se puede saber que la barrera se formó hace alrededor de 11.000 años, pero también que aunque actualmente está inactiva, excepto en un extremo y en época de lluvias, hace tan solo 200 años la barrera formaba una increíble cascada cubierta de musgos, parecida al cercano Salto de Poveda, pero mucho más grande y de origen natural. Además, esconde una gran cantidad de interesantes curiosidades. Los sedimentos que se acumulan en su fondo han registrado con gran precisión los cambios ambientales y climáticos de los últimos dos mil años. Estos limos y arcillas contienen partículas minerales, granos de polen y diminutos fósiles de organismos que vivieron en las aguas de la laguna que, como si de la caja negra de un avión se tratara, reflejan la evolución de la zona con bastante precisión. Incluso si se conservan bien los sedimentos del fondo de las lagunas, es posible estimar la cantidad de lluvia anual para los últimos 400 años. Por último, otra particularidad de esta laguna es que si se encontrara vacía se podrían distinguir unos bordes muy abruptos y un fondo sorprendentemente plano. Esto es debido a que la depresión que ocupa la laguna se generó como resultado de la disolución de las rocas calcáreas que forman su entorno. Así, posiblemente, primero se generó una cueva cuyo techo se desplomó, dando lugar a una cubeta que fue rellenada por el agua.

La laguna está situada en el Cañón del río Tajo a media altura de la ladera de su margen derecha, protegida del viento norte y con buena insolación, por lo disfruta de unas condiciones climáticas favorables que han propiciado el desarrollo de un ecosistema de enorme riqueza.

La ruta de senderismo "EL SALTO DE POVEDA", circular, de 5 Km de longitud, se puede comenzar en la Laguna de Taravilla o bien al otro lado del Tajo, en la pista del Salto de Poveda. Recomendamos ésta última forma. Clic aqui para llegar.

Esta ruta permite recorrer un tramo del Cañón del río Tajo, protagonista del Parque Natural. Cañones, barrancos, torrentes, manantiales, cascadas y una hermosa laguna muestran los caminos que el agua recorre en el curso alto del río. Se trata de un agradable paseo para conocer mejor el río más largo de la Península Ibérica. Es una ruta sencilla, pero presenta terreno irregular, escalones de piedra, pasarelas, escarpes y desniveles, por lo que no es apta para personas sin calzado adecuado y/o con dificultades de movilidad. Deberá vigilar a los  niños.

Desde la Laguna, se desciende atravesando un matorral donde predomina el boj y las plantas aromáticas hasta el Salto de Poveda, por la margen derecha del rio Tajo. A continuación se cruza el rio por la "pasarela de pescadores" hasta encontrar la pista del Tajo. Aqui caben dos opciones: remontar el rio aguas arriba  hacia las "Casas del SAlto" (restaurante y alojamiento rural) donde justo por detrás sale un sendero que conduce otra vez al rio Tajo el cual se cruza por una espectacular pasarela del "Camino Natural del Tajo" para llegar a la Laguna de Taravilla. O bien alargar la ruta por la pista, aguas abajo, hasta el area recreativa "Fuente del Berro" donde poder descansar, hacer piicnic  y refrescarnos, para despues desandar los pasos y continuar por la primera opción, más corta, de vuelta a la laguna.

La Georuta 7: LOS CAMINOS DEL AGUA, que coincide en parte con la ruta de senderismo del Salto de Poveda,  comienza en el área recreativa de la Laguna de Taravilla, donde se encuentra un panel. Aquí se puede aparcar el vehículo, dado que la primera parte de la ruta se realiza a pie. 

Accesos: 

La forma más cómoda de acceder, por comprender menor recorrido por pista, es desde el tramo de carretera entre Poveda de la SIerra y Taravilla, hacia el "Salto de Poveda" y "Casas del Salto"  Para llegar hay que acceder con vehiculo por la pista del Salto de Poveda, utilizar alguno de los aparcamientos señalizados y realizar la ruta de senderismo "El Salto de Poveda y la Laguna de Taravilla", la cual, cruzando el rio Tajo por las dos pasarelas que se encuetnran en este tramo, se accede a la Laguna de Taravila. Se trata de una ruta circular de 5 Km  con sombra y sin dificultad de esfuerzo pero no apta para personas con dificultades de movilidad ya que hay escalones de piedra, pasarelas y y otros tramos con escarpado terreno natural. Deberá vigilar a los niños. Clic aqui para llegar

Hasta la propia laguna se puede llegar por pista, en un recorrido más o menos largo:

1- Desde Taravilla, por la carretera CM-210, entre Taravilla y Poveda de la Sierra, a través de una pista forestal, que viene indicada por un cartel y, después de seis kilómetros, se llega a un aparcamiento. La pista es circulable con vehiculos turismos pero se hace pesada. Clic aqui

2- Desde Peralejos de las Truchas, por la carretera CM-2106, tomando la pista que sale a la derecha, pasado Peralejos de las Truchas y al llegar al Puente del Martinete sobre el río Tajo.

En ambos casos es por una pista forestal en buen estado, siendo más corto el primer recorrido propuesto.

 

Limitaciones y/o Restricciones de Uso: 

Los accesos se realizan por pistas más o menos largas y los aparcamientos en el entorno de la laguna son limitados. En verano, desde media mañana, estos aparcamientos suelen encontrarse llenos, por lo que recomendamos acudir lo más temprano posible. Durante los meses de verano, la pista del Salto de Poveda, cuando los aparcamientos se encuentran llenos, se cierra su acceso con vehiculos.

La mejor época para visitar este espectacular lugar es fuera de los meses de verano. Si no queda más remedio que hacerlo en estas fechas, mejor los dias entre semana, de lunes a viernes no festivos, en los que no habrá problemas de aparcamiento.

Localizador de Espacios Naturales Protegidos