13/05/2020

PRECAUCIONES CON LA FAUNA SILVESTRE EN TIEMPOS DE COVID-19

C

La actual situación de confinamiento, creada por el estado de alarma ante el COVID-19, ha provocado una menor presencia de las personas en zonas urbanas y en el medio natural y la reducción del tráfico en calles y carreteras. En general, no es que haya más animales, es que están más tranquilos y se desplazan fuera de sus zonas habituales. Así varias especies de fauna silvestre aparecen ahora con más frecuencia en los alrededores de nuestros pueblos y ciudades, y también cruzan carreteras, vías férreas y caminos.

Ante esta situación y con el fin de evitar accidentes con especies de fauna silvestre, tanto en el momento actual, como cuando se produzca gradualmente el esperado desconfinamiento, desde la Consejería de Desarrollo Sostenible queremos haceros llegar las siguientes recomendaciones para evitar accidentes:

1. Circula con máxima precaución y respeta los límites de velocidad para evitar el atropello de fauna silvestre

El incremento del tránsito de animales por zonas ya identificadas como de paso natural o incluso la existencia de nuevos puntos de cruce en estas vías o su presencia en cunetas y zonas próximas puede plantear en un futuro inmediato situaciones de riesgo a medida que aumenten los desplazamientos por carretera.

Los posibles atropellos pueden afectar directamente a algunas de nuestras especies más amenazadas como el lince ibérico, pero también pueden verse implicadas especies de gran tamaño como ciervos, corzos y jabalíes, atraídos por esta relativa calma, pudiendo generar situaciones de gran riesgo para la circulación y provocar graves accidentes por colisión o salidas de la vía.

Por estos motivos se hace un llamamiento a toda la población para que realice una conducción responsable, respetando las limitaciones de velocidad y extremando las precauciones.

2. No te acerques ni molestes a los animales silvestres, pueden reaccionar de forma peligrosa

En ocasiones podremos encontrarnos con especies de fauna silvestre que no son habituales en nuestros entornos urbanos, y que, ante la ausencia de molestias humanas, se han acercado en busca de comida e incluso puedan haber encontrado un refugio en donde criar.

Algunas de estas especies pueden ser peligrosas y atacar si se sienten amenazadas. No se acerque y no alimente a las especies de fauna silvestre no habituales. Aléjese de especies como el jabalí, ciervo o corzo. Tenga precaución con las avispas y las abejas.

 

3. Respeta la biodiversidad de nuestros pueblos y ciudades

Las zonas naturales urbanas aportan numerosos servicios, como beneficios para la salud de las personas, la depuración del aire o del agua, la fijación de CO2 o la amortiguación de los efectos del cambio climático, que hacen más habitables y saludables las ciudades.

Ayúdanos a proteger nuestro entorno natural de pueblos y ciudades.

Galería multimedia